Injerto de Mentón

En los últimos años, gran parte del interés en la cirugía de implantes se ha centrado en las técnicas de aumento de cresta.
Injerto de Mentón

Autores: 

  • Profesor Doctor Ricardo Bachur.

1. INTRODUCCIÓN:

En los últimos años, gran parte del interés en la cirugía de implantes se ha centrado en las técnicas de aumento de cresta. El proceso fisiológico de reabsorción ósea del edentulismo, extracciones agresivas o traumáticas, o la presencia de patología quística en los maxilares, son causas frecuentes de defectos óseos. En nuestro entorno, también los defectos post-traumáticos o las resecciones post-tumorales pueden dar a lugar a un hueso que no tiene las condiciones mínimas deseables para insertar implantes.

Existen diferentes técnicas y materiales disponibles para aumentar las dimensiones de una cresta deficiente, y de esta forma colocar implantes en una posición idónea desde el punto de vista funcional y estético. Una clasificación básica es la diferenciación entre autoinjertos, aloinjertos o xenoinjertos. Existe un acuerdo general en la comunidad científica que los injertos autólogos son el gold standard en la cirugía reconstructiva de los maxilares.

La decisión de emplear uno u otro material, o de una u otra zona dadora, dependerá de factores como el tipo y la cantidad de hueso requerido, el acceso al área donante, las dificultades y morbilidad que pueden comportar la toma del injerto, los costes del mismo, y también la variable de preferencias y capacidades del cirujano.

Una de las zonas dadoras intraorales fácilmente disponibles es la del mentón. La zona de la que se va a tomar el injerto está limitada por las emergencias de los mentonianos y los ápices de los incisivos centrales, laterales y caninos. Las dimensiones máximas del injerto son una longitud de 35 mm, grosor de 4 mm y altura de 10 mm aproximadamente.


2. APLICACIONES:

Las características del mentón hacen que sea un material ideal para pequeños aumentos de la dimensión transversal de la cresta alveolar, especialmente en maxilar superior y en sectores posteriores de la mandíbula.

Comparación entre mentón y rama ascendente


3. FORMAS DE INJERTO:

Existen varias formas de tomar el injerto que incluyen la toma de una lámina de cortical, la toma de injerto triturado para rellenos de cavidades, o bien el empleo de hueso obtenido con trefina o raspador.

Por las características de la zona recomendamos la primera opción que vamos a describir a continuación.

 

 

Ventajas de las zonas dadoras intraorales en reconstrucción

 

 


4. TÉCNICA QUIRÚRGICA:

Se practica una incisión con bisturí en vestibular de canino a canino dejando la encía adherente sin comprometerla. Realizamos el decolado hacia la zona del mentón del colgajo mucoperióstico, cuyas dimensiones dependerán de las necesidades de hueso. Con una fresa de fisura o bien con sierra se marca una línea de la osteotomía.

La posición de dichos cortes dependerá del tamaño del injerto. La osteotomía se profundiza hasta que se observa el sangrado de la esponjosa. A continuación se introduce un escoplo fino paralelo a la cara externa de la mandíbula, evitando la lesión del dentario inferior. Se introduce un escoplo más grueso que se bascula lateralmente para fracturar la lámina cortical en su porción inferior. A continuación se produce el pulido de los márgenes de la zona dadora, se introduce un apósito hemostático y se sutura la incisión mucoperióstica.


5. COMPLICACIONES:

Las complicaciones del procedimiento son menores e incluyen dolor leve, edema postoperatorio, y raramente alteraciones de la sensibilidad, o dehiscencias de sutura.


6. CONCLUSIONES:

El injerto de mentón es de fácil obtención, baja morbilidad y tiene una buena aceptación por parte del paciente.

Es un procedimiento muy práctico y eficaz para el aumento en sentido ántero posterior de la tabla vestibular. No obstante tiene limitaciones que derivan de su tamaño y de sus características de hueso cortical, siendo escasa su aplicabilidad en defectos verticales, en relleno de cavidades o en reconstrucción de grandes defectos óseos.


7. BIBLIOGRAFÍA:

Kaufman E, Wang PD. Related Articles, Links 
Localized vertical maxillary ridge augmentation using symphyseal bone cores: a technique and case report.
Int J Oral Maxillofac Implants. 2003 Mar-Apr;18(2):293-8.

Urbani G, Lombardo G, Santi E, Tarnow D.
Localized ridge augmentation with chin grafts and resorbable pins: case reports.
Int J Periodontics Restorative Dent. 1998 Aug;18(4):363-75.

Gapski R, Wang HL, Misch CE.
Management of incision design in symphysis graft procedures: a review of the literature.
J Oral Implantol. 2001;27(3):134-42. Review.

Matsumoto MA, Filho HN, Francischone E, Consolaro A.
Microscopic analysis of reconstructed maxillary alveolar ridges using autogenous bone grafts from the chin and iliac crest.
Int J Oral Maxillofac Implants. 2002 Jul-Aug;17(4):507-16.

Etiquetas: Odontologia
Turnos por WhatsApp
X